sábado, 23 de agosto de 2014

Solo tenía que mirar en el espejo...

Buscaba a la persona que le diera lo que necesitaba.

Nunca estaba satisfecho. Siempre decepcionado, deambulando de un lado a otro esperando la suerte de encontrarla...

Y se cruzó con ella, tuvo muchos nombres a lo largo del tiempo, creyendo que la búsqueda había terminado. Sentimiento efímero...

Y la tenía tan cerca, tan a mano...siempre estaba ahí, frente al espejo.