miércoles, 6 de agosto de 2014

Algunos, de vez en cuando, aprenden ciertas lecciones...

Hoy en el gimnasio me dice un chico:
- El lunes no te vi.
A lo que yo contesto:
- Tuve un día de esos premenstruales en los que estoy tan floja que no tengo fuerza ni para abrir un tapón de rosca.
A lo que él contesta:
- Eso que os pasa es psico...mmmm...bueno, la verdad es que el descanso también es parte del entrenamiento.

Casi muero de la risa.

Hay chicos que han aprendido que los desajustes hormonales de las mujeres ni se cuestionan, ni se discuten, ni tan siquiera se nombran, se les dice amén y punto, que total, en mi caso, es un día al mes.