miércoles, 11 de junio de 2014

Plan de Pago a Proveedores (III). La chapuza continúa...

Chapuza: obra mal hecha o mal acabada.
Chapucero: Dicho de una persona: que trabaja de este modo.

Resumen previo: El PP entra en el Gobierno y en 2012 implanta el Plan de Pago a Proveedores. Todo Ayuntamiento que tuviera facturas pendientes de pago, tenía que pedir un préstamo a devolver en 10 años (multimillonario en la mayoría de las ocasiones) para hacer frente a esta deuda de manera inmediata.

Las condiciones de estos préstamos eran 2 años de carencia (es decir, durante los dos primeros años solo se pagan intereses, nada de amortización) y un diferencial de 525 puntos (unos intereses finales al 5,9%).

Estos préstamos se concedieron en junio de 2012, por lo que la carencia llegaba hasta mayo de 2014.

El caso es que llegados al año 2014, parece, de repente se dan cuenta de que ¡ojo! a partir de este mes comienza el año electoral municipal (si no pasa nada, en mayo de 2015 habrá elecciones locales, cosa sabida de siempre, es cada cuatro años, nada improvisado, vaya) y a alguien se le encendió una bombilla (muchos Alcaldes me imagino) y dijo, si a partir de junio, comienzan los recibos del préstamo sin la carencia, casi todo mi presupuesto se va a ir a pagar estas cuotas ¿con qué dinero hago la típica puesta patas arriba de los pueblos en periodo electoral? (cientos de Alcaldes de toda España haciéndose esta pregunta al mismo tiempo).

Y Montoro, el Salvador, dice: Tranquilos mis queridos Alcaldes, esto lo arreglo yo en un visto y no visto.

Total, que normativa, va, normativa viene, llega la solución (porque de repente, esa máxima de que lo primero es la deuda ya no existe, ni que decir tiene que es mucho más importante poder hacer despilfarros para ganar unas elecciones, que sanear el estado financiero de las Entidades locales).

Atención a todos los Ayuntamientos, en un plazo mínimo, antes de que termine el plazo de carencia, tenéis que acogeros a estas medidas (en realidad dicen podéis acogeros, pero bueno, que para que eso de elegir fuera una opción tendríamos que tener mejores políticos), proponen tres, que en definitiva van a conseguir que durante este año electoral, los alcaldes dispongan de todo ese dinero que estaba destinado a amortizar deuda durante los últimos seis meses del año para gastarlo en lo que estimen más conveniente.

Y atención funcionarios, sacad la lengua y daros prisa en tramitar toda la documentación pertinente porque la solicitud para acogeros tiene que estar lista antes del 14 de junio, con acuerdo de Pleno de por medio.

No pasa nada, con Montoro ya nos hemos acostumbrado a trabajar contra la ley de la gravedad.

El caso es que, para los que no sepáis mucho de funcionamiento de órganos colegiados de un Ayuntamiento (el Pleno es uno de ellos), os diré que hay que convocar a todos los concejales municipales con una antelación de dos días, para que tengan la oportunidad de ver el expediente antes de debatir y decidir sobre los asuntos que se llevan, en este caso, acogerse o no a la modificación de las condiciones del préstamo que nos ocupa.

Pues bien, si el día 14 de junio (sábado ¡eh!, ya se sabe que los sábados se trabaja en todas las Administraciones públicas de manera habitual) tiene que estar adoptado el acuerdo y solicitado el acogimiento, el Pleno, como muy tarde tiene que celebrarse el viernes 13 y, por tanto, para dejar esos dos días, hay que convocarlo o el 10 de junio o el 11 a mucho tardar.

Pues nada, con la lengua fuera, pero ya está, todo listo para el Pleno y las convocatorias enviadas. Como andábamos en estas, pues la verdad es que no hemos tenido mucho tiempo para mirar el BOE, hasta las 14:30 horas de la mañana y....¡¡¡sorpresa!!! 

Han publicado ¡hoy! una orden que: por una parte establece, ya sí, bien especificadas en que van a consistir estas modificaciones y ¡atención! una ampliación del plazo hasta el 21 de junio (sábado también, para que dejar de hacer tonterías) porque, y esto es lo mejor, no tenían la plataforma a través de la que había que tramitar todo.

Es decir, a dos días, porque decir tres sería una tontería, de la finalización del plazo para tramitar el expediente por parte de los Ayuntamientos, ellos, ni habían rematado las condiciones, ni tienen la plataforma habilitada.

Gobernar a golpe de ocurrencias y otras fatalidades de estos tiempos que corren.

Chapuzas y chapuceros.