miércoles, 2 de octubre de 2013

Santos Ángeles Custodios (2 de octubre de 2013)

Llegó a casa, dejó las llaves en el sitio de costumbre cerrando la puerta tras de sí, era de madrugada, la jornada se había alargado...estaba cansado.

Con el pijama puesto y dispuesto a tirarse en la cama, se echó una última mirada en el espejo...Se podía ver en su rostro la nueva huella que lo presenciado esa noche dejaría albergada en su alma, una más...ya empezaban a pesar.

Entonces recordó la cara de alivio y gratitud de esa pareja, la pequeña sonrisa que, entre miedo, dolores y nervios, le dedicaron cuando se despidió dejándolos en manos de los servicios médicos, sabiéndose por fin a salvo...

Se tumbó y, una noche más, encontró el sueño consciente de que era su destino, que había nacido para ello, que lo llevaba en la sangre. Hacía tiempo que se había convertido en un ángel custodio.

Con todo mi cariño y sobre todo respeto para quienes hoy celebráis vuestro patrón y, con vuestro trabajo y anteponiendo nuestra seguridad a la vuestra, hacéis de este país un lugar mejor.

Feliz día.